Saltear al contenido principal
Cultivo A Blasto – ¿Qué Es? ¿En Qué Consiste?

Cultivo a blasto – ¿Qué es? ¿En qué consiste?

El proceso de Fecundación in Vitro consta de 3 fases:

  • La primera es la estimulación hormonal de los ovarios.
  • La segunda es la extracción de los óvulos y el proceso de laboratorio.
  • La tercera y última es la transferencia de los embriones.

Me voy a centrar en la segunda fase cuando ocurre toda la parte de laboratorio.

Una vez ya tenemos los óvulos fecundados, esto ocurre al día siguiente de la punción ovárica, podemos hablar de preembriones. A partir de ese momento éstos empiezan a dividir células llegando, tres días después de la punción, a embriones de 8 células.

En ocasiones transferimos los embriones a día 3 de vida embrionaria, pero hay casos en los que preferimos alargar los días de cultivo en el laboratorio para poder obtener  más información de los mismos y realizar una mejor selección para transferirlos y los restantes, congelarlos.

Cuando hablamos de cultivo a Blasto, nos referimos a mantener en observación en el laboratorio a los embriones hasta cinco días tras la punción ovárica.

El embrión está en estado celular hasta el día tres y a partir de ese momento empieza a  compactar las células convirtiéndose en una mórula  (llamado así por su semejanza a una mora). A partir de ese momento aparece una zona de cavitación convirtiéndose en el Blasto.

Durante estos cinco días de laboratorio hay embriones que se bloquean, por lo tanto ya no son transferidos ni congelados. Esto ocurre porque la calidad de los embriones desde el punto de vista genético o metabólico no es óptima.

La SEF (Sociedad Española Fertilidad) recomienda realizar transferencias de embriones únicos para reducir la tasa de gestaciones múltiples y con ello reducir los riesgos obstétricos que eso conlleva. La transferencia de un único embrión en Blasto presenta una tasa similar a la transferencia de dos embriones a día tres.

Por lo tanto y ya para concluir realizar Cultivo a Blasto en los ciclos de FIV es recomendable tanto para obtener más información de la calidad de los embriones así como para una mejor selección del embrión transferido en fresco y poder realizar transferencias únicas sin bajar significativamente la tasa de éxito y minimizar al máximo la tasa de embarazos gemelares.

Dra. Carla Castell

Nº colegiada: 36648

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA