Actividad física adaptada a ti

Pensar en la actividad física como herramienta de prevención, esta es una de las ramas que ofrece la medicina del deporte a la población general.

No es necesario ser un atleta, para que el ejercicio forme parte de la vida diaria de cada individuo, sino más bien todo lo contrario.

En Women’s Health Institute Barcelona creemos que existe una estrecha relación entre la salud, el deporte y el bienestar,  por ello hemos apostado por la Medicina del Deporte en femenino.

Sin duda alguna, el ejercicio físico, independientemente de la etapa vital en la que se encuentre una mujer,  es una de las recomendaciones más sugeridas por los profesionales de la salud.

En Women’s Health Institute Barcelon estamos convencidos que tanto aquellas mujeres que ya practican algún deporte con asiduidad, como aquellas que desean iniciarse en alguna actividad física, deben estar asesoradas por un equipo médico de calidad. Valorar el estado físico y de salud, los requerimientos nutricionales  y sobretodo de manera individual, las necesidades como mujer, es básico para poder establecer unos objetivos realizables, adecuados y saludables, para que una vez alcanzada la meta, se convierta no sólo en un hábito saludable,  sino en una forma de vida que repercuta directamente sobre la salud y el bienestar.

Además de las etapas vitales femeninas fisiológicas, existen patologías en los que la actividad física  puede ser una gran “herramienta terapéutica” , está en nuestra manos utilizarla de manera adecuada. Un buen consejo a tiempo, será de gran ayuda para conseguir mejores resultados.

Todas las mujeres pasan por diferentes momentos, que van a requerir de consejos en cuanto a actividad física se refiere, acompañarlas a lo largo de cada etapa es uno de nuestros “retos”, para que de este modo la actividad física, ayude a sumar salud.

La importancia de la práctica deportiva para la mujer

La importancia de la práctica de la actividad física radica en la capacidad de transformar esa práctica, que puede ser puntual y espontanea en un hábito y de ese modo conseguir que los beneficios que tanto se postulan, se vivan en primera persona.

Para que ello pueda ser real hay que conocerse porque cada persona es diferente, sus horarios, sus necesidades, sus preferencias…. pero sobretodo con su organismo, su “realidad vital”.

En el momento de plantearse qué actividad es la más conveniente hay que situarse y pensar. No es lo mismo tener 20 años que 50, no será igual una persona sana que una persona con alguna patología y no es lo mismo una mujer que un hombre.

Las mujeres a lo largo de su vida pasan por multitud de etapas, “etapas vitales” que no solo van a tener una influencia en su aspecto externo sino que de manera decisiva, también van a originar cambios a nivel interno.

Es básico pues establecer cuáles son las opciones a nivel de actividad física, para acompañar a la mujer en cada una de las etapas y poder así cubrir sus necesidades.

Según los estudios publicados las adolescentes de manera importantísima están disminuyendo su práctica deportiva, y ello conlleva que su salud futura se verá reducida ya que, los beneficios que se adquieren de manera más importante en esta época no van a existir o serán mucho menores. Esto ocurre por ejemplo a nivel óseo y muscular.

Es una etapa muy importante en la que se debe realizar ejercicio y máxime teniendo en cuenta las facilidades que hay hoy en día para su práctica.

Previo al embarazo, durante el embarazo o en el postparto, el ejercicio debe formar parte de la vida de la mujer. Solo el 30% de mujeres embarazadas se mantienen activas, lo que conlleva un mayor riesgo de aparición de patologías asociadas al sobrepeso del embarazo por ejemplo. Además hay que destacar que quien tiene un embarazo activo tendrá un mejor parto y postparto.

La menopausia es otra de las etapas en las que tener en la agenda días en las que una se calza las zapatillas o se sube a la bicicleta es esencial. A diferencia de otro momentos en la vida de la mujer, el tiempo suele ser un problema menor y la dedicación a una misma puede aumentar por lo que hay que buscar y saber cuál es la mejor actividad para sumar salud. Los huesos, el peso, o incluso problemas asociados con la autoestima sobrevuelan el día a día y la actividad física es una herramienta a tener muy en cuenta.

En cada una de estas etapas habrá actividades, ejercicios o deportes más adecuados para que los beneficios sean mucho mayores. En ocasiones además se suman a las etapas, posibles patologías o problemas de salud que pueden llegar a limitar la movilidad.

¿Qué es lo más adecuado? ¿Para qué y cómo? ¿Cuándo? Todas estas preguntas tienen respuesta, simplemente hay que conocer al profesional adecuado y acudir a él.

La medicina del deporte, es una especialidad que ofrece esta posibilidad.

Trabajar en un equipo multidisciplinar, ofrece una visión de salud integral  en los que los profesionales al conocer las inquietudes de las pacientes, pueden ofrecer mayor número de opciones y beneficios.

Ginecología, obstetricia, nutrición o  fisioterapia, entre otros son servicios con las que la medicina del deporte puede trabajar de manera conjunta y poder así tratar de una forma más holística a la mujer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search
PEDIR CITA