Saltear al contenido principal
Síndrome De Atrapamiento Del Nervio Pudendo (PNA Pudendal Nerve Entrapment)

Síndrome de atrapamiento del nervio pudendo (PNA Pudendal Nerve Entrapment)

La Dra Lara Quintas especialista en diversas patologías de la pelvis

Ginecóloga y Obstetra.

Especialista en Dolor Pélvico Crónico y Disfunciones pelvi-perineales.

La neuralgia del nervio pudendo por compresión es una enfermedad rara (su incidencia es de 1/100.000 personas), compleja, desconocida e infradiagnosticada. Su manejo es difícil, pero con un correcto diagnóstico y un tratamiento óptimo se pueden obtener muy buenos resultados.

Según Orphanet, base de datos europea sobre enfermedades raras, la neuralgia del nervio pudendo afecta a un 4% de los pacientes que acuden a la consulta por dolor pélvico y, de estos, el 30% son hombres y el 70%, mujeres mayoritariamente de entre 50 y 70 años.

El nervio pudendo es un nervio sensitivo, motor y del sistema nervioso autónomo que nace de las raíces sacras y que, a continuación, se dirige hacia la pelvis para dar sus tres ramas terminales: el nervio dorsal del pene o del clítoris, el nervio rectal inferior y el nervio perineal.

Debido a su trayecto anatómico, se trata de un nervio que puede ser fácilmente comprimido por las estructuras que lo rodean, por ejemplo, por ligamentos pélvicos, y es esta compresión la que provoca la sintomatología dolorosa.

Síntomas del síndrome de atrapamiento del nervio pudendo

Quemazón intensa, descargas eléctricas, sensación de agujas clavadas, hormigueo… son algunos de los síntomas que refieren los pacientes que sufren del Síndrome de atrapamiento del nervio pudendo, cuya aparición puede ser desde súbita y mantenerse constante, hasta tener periodos de remisión.

La topografía del dolor es perineal, es decir, afecta a la parte más íntima del cuerpo, desde el pene o clítoris hasta el ano, aunque puede tener irradiaciones hacia la vulva o el escroto.

El dolor aparece o aumenta en posición sentada y mejora cuando el paciente se levanta o se tumba. Por este motivo, para evitar el dolor, los pacientes se sientan en estructuras con agujeros en medio (por ejemplo, un flotador) o viven de pie o están tumbados.

En 2008, fueron publicados los criterios clínicos para establecer el diagnóstico, los denominados “Criterios de Nantes”:

  • El dolor tiene que localizarse en el territorio inervado por el nervio pudendo: desde el clítoris o pene hasta el ano.
  • La posición sentada es dolorosa.
  • El paciente no se despierta por la noche debido al dolor.
  • No hay una pérdida objetiva de la sensibilidad perineal en la exploración física.
  • El bloqueo del nervio con anestésico local es positivo (disminuye o desaparece del dolor)

En algunos pacientes esta enfermedad no sólo se manifiesta como un dolor perineal (zona entre la vagina y el ano) sino que también puede expresarse con una sintomatología a nivel urinario, sexual o digestivo. Es frecuente diagnosticar en los pacientes un dolor a nivel de la musculatura pélvica que, a su vez, puede provocar estreñimiento, dificultad para orinar o dolor con las relaciones sexuales.

Diagnóstico y tratamientos

A menudo no se sabe la causa que desencadena la aparición del dolor.  La sintomatología tan diversa que puede presentar el Síndrome de atrapamiento del nervio pudendo hace que sea difícil de diagnosticar, hecho que explica el porqué del diagnóstico tardío en la mayoría de los pacientes.

Para su tratamiento se utilizan fármacos, se recomienda fisioterapia y psicoterapia y, en algunos casos, cirugía.

Síndrome de atrapamiento del nervio pudendo (PNA Pudendal Nerve Entrapment)Los fármacos utilizados para el tratamiento del dolor neuropático provocado por la neuralgia del nervio pudendo son, principalmente, antidepresivos o antiepilépticos. Los analgésicos de primer nivel (paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos) o los mórficos, suelen ser poco eficaces.

También se recomienda el tratamiento con fisioterapia para tratar el dolor muscular asociado, así como psicoterapia.

En los casos en los que el paciente no mejora con el tratamiento de primera línea, se puede proponer un tratamiento quirúrgico. El objetivo de la cirugía es “liberar” el nervio y que éste no sea comprimido por las estructuras que lo rodean. Hay diferentes técnicas descritas y diferentes vías para realizar dicha cirugía. Otro tratamiento utilizado en casos seleccionados es la neuromodulación.

La neuralgia del Nervio Pudendo es una enfermedad poco frecuente y desconocida hasta hace poco, pero en la que cada vez se está investigando y trabajando más para realizar una correcta difusión y que los pacientes no tengan un diagnóstico tan tardío.

La mejoría de los síntomas aumenta significativamente si se realiza un diagnóstico y un tratamiento precoz. Hay múltiples líneas de investigación en curso para conseguir tratar el dolor neuropático invalidante que sufren estos pacientes.

Women’s, a tu lado

Si necesitas más información o quieres realizar alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

Whatsapp: 34 934 160 606

email: info@womens.es

Pide cita con nuestro equipo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA