Saltear al contenido principal
¿Cómo Afrontar El Duelo Por La Pérdida De Un Hijo?

¿Cómo afrontar el duelo por la pérdida de un hijo?

Aunque se tienda a silenciar el duelo, para superarlo es necesario entender el proceso y tener en cuenta que, dependiendo del caso y de la persona, tiene unas fases que pueden darse en uno u otro orden y con distintos grados de intensidad. Saber cuáles son esas fases ayuda a identificar en qué punto del duelo nos encontramos y asumirlo con menor frustración.

Cada proceso de duelo es diferente y único, como también lo es la relación que hemos mantenido con la persona fallecida y las circunstancias en las que se ha producido la muerte.

La muerte de un hijo durante el embarazo, en el parto o a los pocos días de nacer causa un sufrimiento que la sociedad infravalora y que la familia y los amigos de la pareja optan a menudo, con la mejor de las intenciones, por silenciar.

Por ello, para poder volver a la vida cotidiana y prevenir o minimizar las secuelas emocionales, es fundamental apoyarse en profesionales que nos ayuden a entender el proceso y a superarlo.

Transitar las fases del duelo

Aunque la sociedad no esté preparada para atender y cuidar a las personas que se encuentran en esta situación, para elaborar la pérdida es imprescindible transitar por las diferentes fases: negación, enfado, culpa, tristeza y aceptación.

  • Negación inicial, shock, desconcierto

La negación es un mecanismo de defensa en el que la persona se encuentra en un estado de shock, desconcierto e incredulidad. Algunas personas se bloquean y otras actúan como si nada hubiera ocurrido.

  • Enfado, rabia, resentimiento

Los sentimientos más característicos son el enfado y el resentimiento. Se buscan culpables y/o los progenitores se culpabilizan de lo sucedido.

En este momento es muy importante hallar maneras de expresar la ira para seguir transitando en el proceso de curación.

  • Negociación emocional y culpa

La persona se centra en pensar en qué podría haber hecho ella y el entrono para haber evitado la pérdida.

  • Tristeza, depresión, aislamiento

En esta fase, que no tiene por qué estar vinculada con una depresión clínica, se extraña intensamente al ser perdido, se experimenta un profundo dolor emocional, una gran tristeza, una profunda desmotivación y, en muchos casos, se produce un aislamiento social.

  • Aceptación

Es una etapa en la que se reflexiona sobre el sentido de la vida, de manera que la pérdida deja de ser experimentada como un castigo y se asume como parte de la existencia.

Aunque no se olvida, la pérdida se asume y se aprende a vivir con el dolor emocional.

Superar el duelo con la ayuda de los profesionales adecuados

El duelo es inevitable, por ello lo que nos interesa es transitarlo de principio a fin, y evitar que se detenga en una de sus etapas y se convierta en patológico.

Con la ayuda de los profesionales adecuados, podemos desarrollar estrategias para romper el muro de silencio, hablar, reconocer y legitimar las emociones, aceptarlas y afrontar el proceso, hasta entrar en una fase en la que sea posible recuperar la capacidad de experimentar alegría y placer.

En Women’s Carmona Dexeus, contamos con la experiencia y la especialización imprescindible para acompañar a los padres en el proceso de duelo, dotarlos de herramientas y ayudarlos a superar las etapas de la manera más saludable posible.

Pide cita con nuestro equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA