Saltear al contenido principal
Deporte En El Embarazo: ¿cuáles Son Los Límites?

Deporte en el embarazo: ¿cuáles son los límites?

El ejercicio físico moderado durante el embarazo es muy recomendable durante y después del embarazo, pero siempre hay que tener en cuenta que el objetivo es mantener el más alto estado de bienestar y la máxima seguridad tanto para la futura mamá, como para el bebé.

El embarazo no es una “enfermedad” y, por tanto, no es aconsejable que guardes reposo absoluto (excepto en situaciones de muy alto riesgo), pero tampoco que mantengas una actividad física exagerada.

Durante el embarazo, en tu cuerpo se producen muchos cambios naturales y necesarios.

Cambia la estructura del esqueleto y de los músculos, se modifica progresivamente la postura, aumenta la elasticidad de las articulaciones de la pelvis y se produce un aumento normal del peso debido a varios factores:

  • Se incrementa el volumen del útero (debido al crecimiento del bebé),
  • Aumenta el volumen de sangre y líquidos corpóreos para permitir a la placenta su correcta función en el desarrollo y crecimiento del feto, y como mecanismo de seguridad para contrastar la pérdida de sangre durante el parto.
  • Crece el pecho y la cantidad de grasa corporal para la lactancia.

Deporte, sí, pero con precauciones, asesoramiento y sentido común

Hay muchas mujeres que practican actividad física regular y desean continuar haciéndolo durante el embarazo. Sin embargo, es obvio que las modificaciones del organismo imponen cambios en el tipo, la duración y la intensidad del ejercicio físico.
En Women’s Carmona Dexeus recomendamos a las embarazadas seguir algunas pautas muy sencillas:

  • La actividad física, si es intensa, no debe exceder los 20 minutos de duración.
  • Evita realizar deporte en ambientes con temperatura y/o humedad muy elevadas.
  • Bebe lo suficiente, hidrátate, y ajusta la ingesta calórica a la actividad física realizada.
  • Tu frecuencia cardíaca no debe exceder los 140 lpm (latidos por minuto).
  • Después del cuarto mes de embarazo, no realices ejercicios en posición supina (acostada boca arriba)
  • Recurre a profesionales experimentados, como los que integran nuestra Unidad de Fisioterapia, que te aconsejarán y pautarán para ti el entrenamiento personalizado más adecuado.

Qué deportes no te conviene practicar durante el embarazo

Durante el embarazo y el postparto, la práctica deportiva tiene que ser moderada para no poner en riesgo al bebé y la mamá.
Evita los deportes de contacto, los que incluyen ejercicios de alta intensidad o un esfuerzo excesivo de la musculatura del abdomen.

  • Artes marciales como el judo, el karate o el boxeo.
  • Deportes de contacto y salto como el baloncesto, el fútbol o el balonmano.
  • La escalada, el paracaidismo o el rafting.
  • El esquí o el snowboard.
  • EL buceo o el submarinismo.
  • La halterofilia o la gimnasia profesional.

Como cada embarazo es diferente, cuando practiques deporte ten mucho sentido común y “escucha” a tu cuerpo. Si mientras practicas una actividad física, sientes mareo, palpitaciones, dolores en el pubis o en la espalda o sufres un golpe fortuito en el abdomen, no lo dudes, ven a Women’s Carmona Dexeus y consulta a tu ginecólogo.

Pide cita con nuestro equipo

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA