Endometriosis profunda e infertilidad: ¿cuál es el impacto de la cirugía?

La fertilidad puede mejorar después de la cirugía de endometriosis infiltrativa profunda, pero aún es controvertido qué escisión es más crítica o qué tipo de nódulo tiene más influencia en la fertilidad.

Especialistas de la University of Cagliari (Italia), Aristotle University of Thessaloniki (Grecia) y University of Ioannina (Grecia) han llevado a cabo un estudio con el objetivo de explorar la literatura médica sobre el impacto de la cirugía de endometriosis profunda en los resultados reproductivos y las tasas de embarazo en mujeres con y sin infertilidad previa.

Los investigadores realizaron una búsqueda en la base de datos de todos los estudios publicados en inglés (desde enero de 2010 hasta junio de 2022) sobre el efecto de la cirugía para la endometriosis profunda en la fertilidad.

Para la realización de la revisión se eligieron  veintitrés estudios que incluían  un total de 1548 mujeres, de las cuales 814 mujeres quedaron embarazadas.

Después de la cirugía, el 53% de las mujeres lograron el embarazo: el 43% de manera espontánea y el 57% mediante reproducción asistida»

Entre pacientes infértiles que buscaban quedar embarazadas después de la cirugía, 337 de 635 lograron un embarazo (53 %), de los cuales 144 (42,7 %) fueron espontáneos y 193 (57,3 %) se obtuvieron mediante reproducción asistida.

“Nuestra revisión sugiere que la cirugía puede mejorar los resultados de fertilidad, pero debido a la variabilidad de los estudios, es imposible estratificar los resultados de fertilidad de la cirugía según la localización de la endometriosis profunda”, señalan los investigadores.

Se necesitan más investigaciones para comprender el efecto de la cirugía para la endometriosis profunda sobre la fertilidad. Para lograr esto, es importante distinguir los resultados reproductivos según la localización profunda de la endometriosis, el tipo de cirugía, la presencia de infertilidad preoperatoria comprobada y la intervención de reproducción médicamente asistida”.

Prevalencia y síntomas de la endometriosis

El 10% de las mujeres en el mundo sufre endometriosis, una enfermedad crónica inflamatoria que afecta mayoritariamente a mujeres en edad reproductiva, desde los 10-15 años hasta los 35-50.

En la endometriosis, el endometrio se implanta fuera de su lugar habitual y, desde ese lugar, se prepara cada mes para un posible embarazo.

Como el endometrio no está en su sitio, la regla no tiene salida y se queda en el interior del cuerpo. Estos restos de menstruación de consistencia pegajosa producen adherencias, es decir, que órganos como los intestinos o los ovarios se quedan pegados entre sí, lo que contribuye al dolor y a la infertilidad

Las pacientes afectadas pueden tener una amplia gama de síntomas graves, como dolor pélvico crónico, dismenorrea (dolor menstrual), dispareunia (dolor al tener relaciones sexuales), disquecia (dificultad y dolor con la defecación), disuria (dolor al orinar) e infertilidad, con un gran impacto en el bienestar y la salud de las mujeres.

El 50% de las mujeres que experimentan infertilidad tienen endometriosis y, en mujeres con endometriosis severa, la tasa de fertilidad espontánea puede oscilar entre el 2 y el 10%.

Tratamientos médicos y quirúrgicos de la endometriosis

La endometriosis puede tratarse médica o quirúrgicamente, según la situación clínica y los deseos de la paciente. Las pacientes que no responden al tratamiento médico y tienen síntomas graves pueden requerir una intervención quirúrgica.

La cirugía de la endometriosis requiere de equipos de especialistas con el más alto nivel de experiencia, porque, llevada a cabo por profesionales no especializados puede implicar muchos riesgos.

La cirugía de la endometriosis requiere de profesionales especialistas con el más alto nivel de experiencia”

En palabras del Dr. Francisco Carmona, Director científico y de Cirugía de Women’s CD, “una mujer que nunca ha sido tratada debe iniciar un tratamiento médico y, una vez se tiene clara la opción de la cirugía, el principio que se debe seguir es el de ser radical con la enfermedad y conservador con la función.

Se debe intentar, sobre todo en mujeres jóvenes que nunca han dado a luz o en mujeres que desean o podrían desear en un futuro tener un embarazo, no extirpar órganos y mantener la función de los ovarios, pero tratando la enfermedad por completo.

La cirugía se debe reservar para aquellos casos en que haya síntomas que no responden al tratamiento médico, en casos que afecten de manera severa al uréter u otros órganos, en casos de mujeres estériles que quieren quedarse embarazadas (siempre que la cirugía pueda beneficiar la obtención del embarazo), y, por supuesto, también es recomendable la cirugía en casos en los que no se pueda excluir con total seguridad un diagnóstico de malignidad”.

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

Entrevista a la Dra. Montserrat Manubens, responsable de la Unidad de Menopausia de Women’s, en el que nos muestra su lado más personal.
Descubre el Método ROPA, una opción de reproducción asistida para parejas de mujeres que desean ser madres de manera compartida. Conoce todas las respuestas a tus preguntas frecuentes. Obtén información detallada sobre las fases del tratamiento, la tasa de éxito y la criopreservación de embriones. En Barcelona, nuestro equpo está acreditado y listo para ofrecerte el apoyo necesario en tu camino hacia la maternidad compartida.
Investigadores españoles identifican cinco biomarcadores en sangre que detectan en mujeres sanas un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00