Saltear al contenido principal
Endometriosis.

Endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad muy frecuente, la padecen alrededor del 15% de las mujeres en edad fértil: se estima que 2 millones de españolas tienen endometriosis. Se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. El endometrio es la mucosa que reviste el interior del útero y que se desarrolla durante el ciclo y se expulsa durante la menstruación si la mujer no se queda embarazada.

Los focos de endometriosis se pueden implantar en los sitios más insospechados siendo los más frecuentes: los ovarios, las trompas, los ligamentos que sostienen el útero, el peritoneo y en ocasiones en el intestino y la vejiga. Este tejido endometrial ectópico («fuera de su sitio»), se ve influenciado por las hormonas ováricas de igual forma que el endometrio normal: creciendo y descamándose durante la regla. Igual que el endometrio uterino, es decir, sigue el ciclo menstrual con sus correspondientes fases incluida la menstruación.

Cuando una mujer con endometriosis tiene su regla, los nódulos de endometriosis también se descaman parcialmente, acompañado de un sangrado. Pero esta mucosa descamada y la sangre acaban en la cavidad abdominal al no tener donde salir al exterior. El cuerpo reacciona intentando eliminarlos tanto como los mismos implantes de endometriosis, lo que da lugar a inflamación, que a su vez provoca la formación de adherencias o bridas (los órganos se «pegan» entre sí y se forman cicatrices internas). Ambas condiciones, junto con el mismo crecimiento de los implantes que pueden llegar a irritar directamente a nervios, dan lugar a dolor. Esto explica que lo típico es que las mujeres de endometriosis sufran dolores y otras molestias que coinciden o al menos se intensifican con la regla.

Además, las células del endometrio descamadas pueden adherirse a otros sitios de la cavidad abdominal, dando lugar a nuevos implantes de endometriosis. Así, con cada menstruación, la enfermedad tiene la oportunidad de seguir progresando. Esto implica que el principal factor de riesgo para sufrir endometriosis, sea la menstruación en sí.

La endometriosis puede afectar negativamente a la fertilidad debido a los daños que puede causar a nivel de los órganos reproductivos (ovarios, trompas, útero), pero también debido a otros mecanismos bioquímicos. Esto no significa que cause infertilidad en todos los casos, más de la mitad de las mujeres con esta enfermedad logran un embarazo a pesar de la enfermedad.

La severidad de los síntomas que sufre una mujer a raíz de la endometriosis varía mucho. Mientras que en algunas mujeres la enfermedad apenas causa molestias y pasa prácticamente desapercibida, en otras puede dar lugar a síntomas tan intensos que impiden llevar una vida personal y profesional normal, siendo incluso causa de incapacidad.

Dr. Francisco Carmona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA