Saltear al contenido principal
Mi Madre Ha Tenido Cáncer De Mama: ¿Qué Debo Hacer Yo?

Mi madre ha tenido cáncer de mama: ¿Qué debo hacer yo?

Una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Por ese motivo, tengas o no tengas antecedentes familiares, es muy importante que realices revisiones preventivas periódicas.

Cuando una mujer me cuenta que su madre ha tenido cáncer de mama, le explico que solo entre un 5 y un 10% son hereditarios, pero, sin dudarlo, también le recomiendo que inicie cuanto antes controles médicos periódicos, porque el de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres y, para obtener un buen pronóstico, es vital realizar un diagnóstico precoz.

Acude a la consulta de tu especialista, si se dan uno o varios de los siguientes factores de riesgo:

  • Dos familiares de primer grado (madre, hermana, tía) han padecido cáncer de mama.
  • Un familiar varón ha padecido cáncer de mama.
  • Un familiar diagnosticado antes de los 35 años.
  • Consumir alcohol, fumar, no practicar actividad física o un alto consumo de grasas.

¿Cuáles son los  síntomas más comunes del cáncer de mama?

Algunas mujeres que acuden a mi consulta hace tiempo que han detectado algún síntoma que les inquieta, pero me dicen que no han venido antes porque les daba vergüenza o porque pensaron que “seguramente no era nada”.

Pues bien, prefiero que consultes siempre si percibes alteraciones en la mama.

En la mayoría de los casos, las alteraciones van a ser cambios benignos,  pero es importante que no se retrase la consulta por vergüenza de que creamos que exageran o porque tienen miedo de que los síntomas supongan un trastorno grave.

Además, ten en cuenta que actualmente se curan el 85-90% de los cánceres de mama, gracias entre otros factores a que son diagnosticados en sus fases más iniciales. 

El cáncer de mama se origina cuando las células en el pecho comienzan a crecer en forma descontrolada. Estas células normalmente forman un tumor que a menudo se puede observar en una mamografía o se puede explorar como una masa o un bulto.

Por ello, acude cuanto antes a tu especialista si crees tener alguno de los siguientes síntomas:

  • Un nódulo o bulto en la mama o en la axila.
  • Hinchazón, endurecimiento o cambio en la forma de la mama.
  • Secreciones espontáneas en el pezón (especialmente si son secreciones sanguinolentas).
  • Retracción de un pezón.
  • Aparición de “piel de naranja” (engrosamiento de la piel de la mama).
  • Dolor en cualquier parte de la mama.

Es de vital importancia realizar mamografías y ecografías de control

Puede ser que no tengas síntomas, pero ten en cuenta que frecuentemente detectamos el cáncer de mama en el transcurso de una de esas revisiones ginecológicas preventiva que  menudo se consideran “rutinarias”.

Por ello, para ser diagnosticada lo antes posible, es de vital importancia realizar periódicamente mamografías y ecografías de control y, si es el caso, comenzar cuanto antes con los tratamientos más adecuados.

Pide cita con nuestro equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA