Preeclampsia y COVID-19- síntomas similares en mujeres embarazadas

Preeclampsia y COVID-19: síntomas similares en mujeres embarazadas

Preeclampsia y COVID-19 pueden presentar síntomas similares y plantear dudas diagnósticas en mujeres embarazadas. La preeclampsia, una enfermedad inflamatoria del embarazo de causa desconocida, se caracteriza por una peligrosa elevación de la presión arterial que en los casos más graves puede poner en riesgo la vida de la madre y del hijo.

La preeclampsia, primera causa de mortalidad materna y perinatal en el mundo, se inicia en el mismo momento en que se forma la placenta, pero los síntomas no suelen aparecer hasta después de la semana 20 del embarazo en mujeres cuya presión arterial puede haber sido normal hasta ese momento.

Como los síntomas de COVID-19 y de preeclampsia tienen características similares, pueden plantearse dudas sobre si se trata de un caso combinado de preeclampsia y COVID-19 asintomática o de un caso de COVID-19 sin preeclampsia.

El equipo de investigadores del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, e investigadores de BCNatal-IDIBAPS y del grupo Medicina fetal y perinatal del IDIBAPS han identificado recientemente marcadores que permiten diferenciar ambas enfermedades y, por tanto, mediante un análisis de sangre facilitar un diagnóstico más preciso para un tratamiento oportuno.

Los resultados del estudio “Differences and similarities in endothelial and angiogenic profiles of preeclampsia and COVID-19 in pregnancy” han sido publicados en la revista especializada en ginecología American Journal of Obstetrics and Gynecology.

CONTROLES DURANTE EL EMBARAZO

Durante el embarazo, el número y frecuencia de las visitas ginecológicas de control dependen de cada caso, pero en general se recomienda realizar una visita mensual durante las 32-34 primeras semanas, una visita quincenal hasta la semana 38 y una vista semanal hasta el momento del parto.

Además de plantear y solucionar las posibles dudas o preocupaciones de la paciente, las visitas ginecológicas del embarazo tienen por objetivo llevar a cabo controles ecográficos, control de peso, toma de tensión arterial y análisis de sangre y orina, a fin de conocer y controlar en todo momento el buen estado de salud de madre e hijo.

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

El desgarro o trauma perineal es una de las lesiones más frecuentes ocasionada durante el la segunda parte del parto vaginal, cuando ya se ha alcanzado la dilatación completa y se lleva a cabo la expulsión del bebé. Los desgarros y sus complicaciones, si no son tratados adecuadamente, pueden tener graves consecuencias para el bienestar y la calidad de vida de la mujer.
La candidiasis vaginal es una enfermedad muy común que afecta a casi todas las mujeres en algún momento de su vida. Normalmente, este hongo está presente en cantidades controladas en la flora vaginal. Sin embargo, factores como cambios hormonales, el uso de antibióticos, el embarazo, el estrés o un sistema inmunitario debilitado pueden favorecer su proliferación.
La mujer tiene un riesgo de sufrir anemia ferropénica diez veces superior al de los hombres. Las causas de la anemia por déficit de hierro y las diferentes formas de abordarla son diversas y, por ello, es fundamental realizar una adecuada prevención, un diagnostico precoz y un tratamiento correcto.
Un estudio de reciente publicación ha descubierto que una nueva prueba puede detectar de forma rápida y precisa cambios en las bacterias vaginales asociados con un mayor riesgo de parto prematuro en mujeres embarazadas.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00