Saltear al contenido principal

¿Qué me pasa, doctora?

Mujeres y medicina, un tándem cada vez más redondo. Visitamos la clínica ‘boutique’ barcelonesa Mi Tres Torres, que apuesta por la medicina pluridisciplinar en femenino.

La feminización de la medicina es un fenómeno mundial. Algo que en España no es nuevo, ya en 2017 había más mujeres colegiadas que hombres, con los cambios que eso supone en la relación médico-paciente. Si a los conocimientos se les suman tesón y empatía hacia el enfermo –sin paternalismos–, damos con la fórmula perfecta del liderazgo femenino en la sanidad.

“La medicina se entiende mucho mejor en equipo”, explica la doctora María José Ribal, presidenta dela Sociedad Catalana de Urología y sociaydirectora médica del Instituto de Urología Serrate-Ribal, que colabora con la clínica boutique Mi Tres Torres. Ribal ha logrado destacar en un sector tan masculinizado. “La urología es la especialidad más bonita del mundo: diagnosticas al enfermo, lo tratas, haces el seguimiento… El acompañamiento es mayor”, remarca. Para ella, al paciente hay que informarlo con palabras llanas, pero haciéndole también responsable de su salud. “Si entiende qué le pasa colabora mucho más y es más fácil que lo comparta con su familia”, comenta.

En ese sentido, diversos estudios apuntan a que las médicas están más valoradas porque son más afables y no se les escapan aspectos emocionales y culturales. Esas dosis de humanismo las practica también la doctora Montserrat Manubens, especialista en Obstetricia y Ginecología, además de pionera en el estudio de la menopausia en el Women’s de Barcelona. “Con la menopausia la mujer no se siente cómoda consigo misma y hay que saber explicarle la naturaleza de esta situación y tranquilizarla”, destaca. Y esa tranquilidad también se aporta desde otras disciplinas. “Tenemos en cuenta lo afectivo y transmitir cercanía.

Nuestro rol no solo es el de cuidadora”, explica María José Coll, jefa de Enfermería de Mi Tres Torres. “Hay que curar y cuidar, ofrecer una medicina más personalizada”, menciona la financiera Sol Jorge, aportando valor a la calidez e intimidad. En el caso de Mi Tres Torres, el concepto de clínica boutique ayuda. Para Gabriel Masfurroll, presidente de su consejo de administración, cualquier paciente es como “un ser querido al que se le trata con mimo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA