Saltear al contenido principal
Tengo Pólipos En El Endometrio: ¿qué Me Ocurre?

Tengo pólipos en el endometrio: ¿qué me ocurre?

Los pólipos endometriales son crecimientos excesivos del endometrio, prolongaciones con forma de dedo que se adhieren a la pared del útero. Como no suelen producir síntomas, es muy importante que los detectemos durante las revisiones ginecológicas programadas y que, una vez diagnosticados, controlemos su evolución y su crecimiento.

En la mayoría de los casos, los pólipos endometriales (con un tamaño que varía desde 1 milímetro hasta los 2 cm o más)  no provocan molestias, especialmente cuando son muy pequeños.

Como son asintomáticos, no se sabe con certeza cuántas mujeres pueden padecerlos, pero se calcula que los pólipos pueden afectar a 1 de cada 5 mujeres.

El síntoma más frecuente es un sangrado vaginal anormal, es decir, un sangrado muy abundante, entre periodos, o después de la menopausia.

En concreto, pueden ser síntoma de la presencia de uno o más pólipos:

  • Las reglas más abundantes o de mayor duración e intensidad variable.
  • Los sangrados entre periodos.
  • Los sangrados en mujeres postmenopausicas.
  • Los sangrados tras mantener relaciones sexuales.

Los peligros del pólipo endometrial: ¿cáncer?, ¿infertilidad?

La mayoría de pólipos endometriales no son cancerosos y la probabilidad de que un pólipo sea maligno es muy pequeña.

El riesgo de sufrir un pólipo maligno se da sobre todo en mujeres peri o postmenopáusicas pero, en el caso de que se tratara de un pólipo canceroso, su extracción podría implicar la curación total.

Los pólipos sí pueden ser causa de infertilidad, según sea el tamaño y el espacio que ocupan en el útero:

  • Pueden obstaculizar o dificultar el paso de los espermatozoides hacia el óvulo.
  • Dificultan la implantación del embrión en el útero.
  • Pueden provocar un aborto espontáneo.

Si tengo un pólipo, ¿es necesario extirparlo?

Si el pólipo es pequeño, no produce síntomas y es estable en el tiempo, el tratamiento puede ser innecesario, pero sí es muy importante que nos mantengamos expectantes, es decir, que programemos visitas periódicas en las que controlemos su evolución.

Pero si tienes más de un pólipo, si tienes síntomas, si crece o si consideramos que existe riesgo de malignidad, los pólipos deben ser extraídos y analizados.

Revisiones ginecológicas periódicas

En Women’s, sabemos lo importante que es que nuestras pacientes acudan con regularidad a sus revisiones ginecológicas periódicas.

Tengas o no tengas molestias, sigue las recomendaciones de tu ginecólogo, acude a tus revisiones y, si confirmamos la presencia de un pólipo, no te preocupes: realizaremos las pruebas necesarias y, si es la opción más recomendable, programaremos una intervención que, en manos expertas, es fácil, segura y eficaz.

Pide cita con nuestro equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close search
Buscar
PEDIR CITA