Cuándo debes llevar a tu hija adolescente al ginecólogo

Las mujeres deben empezar a visitar regularmente al ginecólogo cuando empiezan a ser activas sexualmente. Sin embargo, en niñas y adolescentes hay ciertas situaciones en las que es necesaria la atención ginecológica.

Fragmento de Guía práctica de la salud femenina(RBA Libros), del Doctor Francisco Carmona

Es imposible predecir con exactitud cuándo llegará la primera regla. Desde el momento en que los senos empiezan a desarrollarse anunciando la llegada de la pubertad, pueden transcurrir entre un año y medio y tres años hasta la llegada de la primera menstruación.

Los primeros periodos no suelen ser dolorosos, pero cuando las niñas empiezan a ovular pueden tener molestias antes, durante o después del periodo. Los síntomas más comunes son dolor de vientre, dolor de cabeza, cambios de humor e hinchazón de los pechos.

“Nunca consideres normal un dolor menstrual que obligue a tu hija a guardar cama o le impida ir al colegio”

Pero el dolor debería remitir fácilmente con analgésicos o antiinflamatorios como el ibuprofeno o el paracetamol. La menstruación puede producir molestias, pero nunca consideres normal un dolor menstrual que obligue a tu hija a guardar cama o le impida ir al colegio.

Si tu hija presenta alguno de los siguientes síntomas, ponte en contacto con el pediatra o el ginecólogo:

  • Un cambio repentino e injustificado en sus períodos.
  • Un sangrado menstrual intenso que requiere el uso de más de seis a ocho compresas higiénicas o tampones por día durante más de siete a diez días.
  • Un sangrado continuo entre períodos.
  • Dolor abdominal intenso con las reglas.

LA LLEGADA DE LA PRIMERA REGLA

Durante la pubertad, las chicas experimentan una serie de cambios biológicos tanto en el cuerpo, como en el cerebro. Aunque muchas personas creen que la pubertad viene marcada por el inicio de la menstruación, en realidad incluye otros muchos cambios y procesos que empiezan años antes de que llegue la primera regla  o menarquía, cambios que la conducirán hasta la plenitud de la madurez reproductiva.

“El estrés, el ejercicio físico o una mala alimentación pueden influir en la irregularidad de las reglas”

La aparición de la primera menstruación se ha adelantado y en la actualidad empieza alrededor de los 12 años. Al principio, la menstruación puede ser irregular y no es infrecuente que pasen meses entre el primer periodo y el segundo. Ten en cuenta, además, que el estrés, el ejercicio físico o una mala alimentación pueden influir en la irregularidad de las reglas.

La aparición tardía de la primera regla no debe preocuparte, ya que cada niña es diferente, pero, en general, si tu hija tiene 17 o 18 años y aún no ha tenido la regla, deberías consultar con el ginecólogo.

En cualquier caso, si tu hija tiene 14 o 15 años y está completamente desarrollada, pero aún no le ha venido la regla, acompáñala a la consulta del ginecólogo.

ATENCIÓN GINECOLÓGICA CONFIDENCIAL Y RESPETUOSA

La primera menstruación viene acompañada de otros cambios, como el desarrollo corporal y la aparición de los impulsos sexuales, pero no podemos olvidar que la madurez psicológica está todavía lejos de consolidarse y que, en muchos casos, a tu hija puede resultarle difícil asumir lo que comporta este cambio radical en su organismo.

La atención médica a niñas y adolescentes debe ser siempre confidencial y respetuosa con su intimidad debido a que la mayoría de las veces pueden sentirse avergonzadas o asustadas.

Fragmento extraído del libro “Guía práctica de la salud femenina” (RBA Libros) escrito por el Doctor Francisco Carmona, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Clínic de Barcelona y Director Médico de Women’s CD.

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

Claudia Brassesco, especialista en Nutrición, Dietética y Alimentación, nos muestra su lado más personal.
Científicos de la Universidad de Sheffield han descubierto una nueva proteína que ayuda a los espermatozoides a fusionarse con el óvulo y que podría contribuir a mejorar los tratamientos de fertilidad.
La incontinencia urinaria es mucho más que una molestia, tiene solución y puede ser tratada de manera efectiva.
Los resultados de un estudio reciente muestran que un número elevado de mujeres experimenta un impacto emocional negativo durante la menstruación, debido a la ansiedad o la vergüenza de no poder ocultar la menstruación a los demás.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00