Preguntas frecuentes sobre… Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

1.       ¿Qué es una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS)?

Las enfermedades de transmisión sexual son las causadas por microorganismos (bacterias, hongos, virus y parásitos) que se transmiten por sangre, semen y fluidos vaginales, principalmente durante las relaciones sexuales.

2.    ¿Cuáles son las ETS más frecuentes?

Algunas de las ETS más frecuentes son el Virus del Papiloma Humano (VPH), la clamidia, la gonorrea, la sífilis, el herpes genital y el VIH o SIDA.

3.    ¿Es lo mismo una ETS que una ITS?

Sí, prácticamente nos referimos a lo mismo. Un ETS es una “Enfermedad de Transmisión Sexual” y una ITS es una “Infección de Transmisión Sexual”.

4.       ¿Se puede tener una ETS y no saberlo?

Sí, se puede estar contagiado y no saberlo, porque algunas ETS no provocan síntomas, y los síntomas de algunas ETS pueden ser muy leves o aparecer días, semanas o meses después del contagio.Por el aspecto físico NO podemos no saber si una persona tiene o no tiene una infección, por lo que muchas personas no saben que padecen una ETS.

5.       ¿Cómo se contagian las enfermedades de transmisión sexual?

Las ETS se pueden transmitir por sangre, semen o fluidos corporales, generalmente durante las relaciones sexuales con penetración y sexo oral, pero también por contacto piel / mucosa y compartiendo objetos utilizados en las relaciones sexuales.

6.       ¿Las ETS se pueden contagiar de manera no sexual?

Sí, las ETS se pueden contagiar de manera no sexual. Por ejemplo, de madre a hijo durante el embarazo o el parto, y también través de transfusiones de sangre. 

7.       ¿Se puede contagiar una infección de transmisión sexual al hacerse un tatuaje o un piercing?

Sí, algunas ETS se pueden contagiar cuando se perfora una parte del cuerpo para colocar pendientes o adornos (piercing) o cuando se  hace un tatuaje.  

8.       ¿En el sexo oral sin protección hay riesgo de contagio?

Sí, en la práctica de sexo oral hay riesgo de contagio de ETS, porque entran en contacto las mucosas de genitales y boca.

9.       Sin eyaculación, ¿también pueden producirse infecciones de transmisión sexual?

Sí, sin eyaculación también hay riesgo de contagio de ETS.

10.       Durante el embarazo, ¿la madre puede transmitir una ETS a su hijo?

Sí, algunas infecciones de transmisión sexual se pueden transmitir durante el embarazo (a través de la placenta), en el parto (a través de las secreciones vaginales) o después del parto (a través de la leche materna). Pero si el diagnóstico es precoz y el tratamiento es el adecuado, en la mayoría de los casos se  puede prevenir la infección en el feto y el recién nacido.

11.       ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de las enfermedades de transmisión sexual?

Los síntomas más frecuentes de las ETS, que pueden no aparecer nunca o pueden tardar días, semanas o meses en presentarse, son los siguientes:
– Llagas o úlceras en los genitales, en la zona perianal y/o en la boca.
–        Bultos o protuberancias en las ingles, que pueden o no ser dolorosos.
–        Fiebre.
–        Erupciones cutáneas en tronco, manos o pies.
–        Ardor o molestias al orinar o con las relaciones sexuales.
–        Dolor y secreción rectal.
–        En mujeres: flujo vaginal inusual (en cantidad, consistencia, olor).
–        En hombres: molestias en la eyaculación y secreción con  aspecto de pus por la uretra.

12.        Si  tengo síntomas o creo que podría estar contagiada, ¿qué hago?

Siempre es conveniente realizarse exámenes ginecológicos anuales, pero si crees que tienes síntomas o te preocupa la posibilidad de haberte contagiado o has mantenido relaciones sexuales sin protección, no te automediques, pide cita con tu ginecólogo y acude a tu centro médico.

13.    Si me diagnostican una enfermedad de transmisión sexual, ¿es necesario que mi pareja también reciba tratamiento médico?

Si te diagnostican una ETS, comunícaselo a la persona o personas con las que hayas mantenido relaciones sexuales, para que puedan acudir a su centro médico, examinarse y recibir el tratamiento adecuado.

14.       ¿Cómo se puede prevenir el contagio de una infección de transmisión sexual?

Para disminuir el riesgo de contagio, es conveniente utilizar preservativos masculino o femenino durante las relaciones sexuales (incluido el sexo oral), no compartir objetos que corten (cuchillas de afeitar, agujas, etc.), no compartir juguetes sexuales si no se cubren con un preservativo y, para perforar la piel con tatuajes y piercings, utilizar únicamente material desechable o esterilizado.

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

La adenomiosis, afecta a una de cada cuatro mujeres. Aunque comparte síntomas con el cáncer ginecológico, no hay evidencia directa de conexión, sin embargo es crucial buscar atención médica para un diagnóstico preciso. El tratamiento varía según cada caso, priorizando la gestión de síntomas.
Según el Registro Nacional de Actividad 2019 en España nacieron en 2019 37.428 bebés gracias a tratamientos de fertilidad como la Inseminación artificial o la fecundación in vitro.
Las hemorragias ginecológicas son un síntoma recurrente que puede afectar a mujeres de todas las edades. Por eso, es fundamental comprender qué tipos de hemorragias existen y sus causas, así como los métodos de diagnóstico y tratamiento disponibles.
Solo 1 parto cuádruple y 65 triples entre los más de 350.000 partos que se produjeron en España en 2019, según los últimos datos publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística).

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00