En Women’s Health Institute Barcelona nuestros expertos en anticoncepción te asesorarán sobre los diferentes métodos anticonceptivos existentes, y cuáles de ellos son los más convenientes según tus necesidades y fisiología.

Métodos anticonceptivos

Durante mucho tiempo, se ha considerado que el uso de protección en el momento de mantener relaciones sexuales tiene como único objetivo evitar la concepción, en otras palabras, un embarazo no deseado, sin embargo, esto no es del todo cierto ya que el hecho de emplear determinados métodos anticonceptivos también permite generar protección ante enfermedades de transmisión sexual.

Entre los métodos actuales que se utilizan hoy en día, tenemos el preservativo tradicional (condón), diafragma, implantes hormonales subcutáneos, DIU (de cobre y con hormonas), ligadura de trompas, vasectomía y métodos anticonceptivos hormonales orales (pauta normal y extendida) y también por otras vías como la transvaginal o la transcutánea.

Preservativo

El preservativo es uno de los  métodos anticonceptivos más comunes, es un método de barrera. Usado frecuentemente por los hombres, sin embargo, existe también el condón femenino.

Este método posee una antigüedad que responde a la época egipcia ya que para entonces se confeccionaban con telas o intestinos de animales. Es importante saber, que en muchas ocasiones el preservativo se emplea más como una herramienta para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual que como un mecanismo para impedir el embarazo.

Preservativo masculino

El condón masculino, es el más común ya que con frecuencia forma parte de campañas de concienciación del uso de métodos anticonceptivos llevadas a escuelas, liceos, universidades y también en charlas de prevención en centros de salud. Está formado de una banda de plástico muy suave.

En el momento de la colocación del preservativo masculino se debe rasgar el envoltorio con precaución de no romperlo. Una vez que se haya sacado el condón, se debe tomar en cuenta que el pene debe encontrarse erecto en su totalidad.

El condón debe colocarse en el glande, es decir, la parte más abultada del pene y se debe apretar el área saliente del preservativo para evitar que entre aire, esto es fundamental en vista de que en esta parte del condón es donde se deposita el semen una vez que se haya eyaculado.

Este preservativo debe colocarse antes de mantener cualquier tipo de contacto genital con quien se vaya a mantener la relación sexual ya que es necesario evitar cualquier tipo de infección o una enfermedad de transmisión sexual.

Preservativo femenino

El condón femenino o también conocido como condón interno, funciona de la misma forma que el masculino, es decir, es un mecanismo de barrera que puede evitar un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual. Este tipo de preservativo, se introduce en la vagina o el ano y se encuentra constituido al igual que el condón masculino de un plástico (nitrilo) suave.

El manejo en cuanto al uso del preservativo femenino, se adquiere con la práctica, sin embargo, resulta sencillo. Para empezar, se debe tomar en cuenta que es imprescindible validar la fecha de caducidad del condón. Una vez hecho esto, se procede a retirarlo del envoltorio, teniendo en cuenta que debe hacerse con previsión para evitar romperlo.

El condón femenino, ya viene previamente lubricado, es decir, ya es una característica del preservativo, si así lo prefiere puede usar espermicida antes de colocarlo en el interior vaginal. Luego de ello, es fundamental relajarse y ubicarse en una posición cómoda para la inserción. Entre algunas de las formas o posiciones recomendadas se encuentran de pie, sentada o en otros casos de cuclillas, sin embargo, esta decisión se asocia directamente con la comodidad de quien requiere colocarse el condón, por ende, no existe una posición de carácter obligatorio para la colocación.

Cuando se encuentre en la posición de su preferencia, se debe colocar el preservativo a la entrada de la vagina, luego es necesario oprimir los lados del aro interno del condón e introducirlo en el interior vaginal.

Se debe proceder a continuación a empujar el aro interno para así hacer posible el desplazamiento del mismo dentro de la vagina, en este proceso es recomendable introducirlo lo más que se pueda y una vez colocado correctamente, retirar los dedos.

Diafragma

El diafragma, se encuentra también dentro del grupo de métodos anticonceptivos femeninos existentes. Consiste en una copa en forma de disco, bastante flexible la cual se debe colocar en el cuello uterino al momento de tener relaciones sexuales.

Está elaborada a base de silicona, lo que la hace muy blanda y cómoda para su uso. Además, posee poca profundidad, razón por la cual la inserción no es compleja. Este método, representa una barrera que hace posible la protección contra embarazos no deseados, sin embargo, es recomendable usarlo con espermicidas para hacer más eficaz su utilización.

Su uso es bastante sencillo, sin embargo, la experiencia se adquiere una vez que se haya hecho uso del diafragma en varias ocasiones, no obstante, resulta un proceso igual de simple que el preservativo.

Para hacer uso de este y todos los métodos anticonceptivos que requieren de inserción vaginal o contacto con los genitales, es primordial mantener la higiene, para ello se requiere de hacer un buen lavado previo de las manos antes de hacer proceder con la colocación.

Una vez hecho esto, es recomendable colocarse en una posición cómoda, el diafragma es muy similar al uso de un tampón vaginal. Luego con una mano se debe abrir la vulva (los labios) y con la otra mano se procede a presionar el aro del diafragma de manera que sea posible doblarlo a la mitad.

Finalmente, se debe empujar el diafragma en el interior de la vagina lo más profundo que se pueda, la cúpula debe quedar hacia abajo. Una vez colocado dentro se debe validar que en efecto haya quedado ajustado, para ello, debe asegurarse de que el diafragma haya cubierto el cuello del útero.

Métodos anticonceptivos orales

Los anticonceptivos orales, son todos aquellos métodos que se ingieren mediante la toma de comprimidos o pastillas las cuales se encuentran constituidas de dosis en pequeñas cantidades de hormonas, además de estrógeno. Su función es evitar la ovulación (maduración y salida del óvulo) para que los espermatozoides no puedan fecundar.

En el caso de este tipo de método, es indispensable asistir al ginecólogo para una consulta previa, ya que no es recomendable ingerir ningún tipo de anticonceptivo oral sin autorización prescrita, esto se debe a que el uso indebido de los mismos puede generar efectos adversos como aumento de peso, aparición de acné, descontrol menstrual, etc.

Por otra parte, se debe tomar en cuenta que la ingesta de la píldora no implica protección ante las enfermedades de transmisión sexual.

Métodos anticonceptivos orales pauta normal

En el caso del consumo de la píldora anticonceptiva en pauta normal, el comprimido debe ser tomado a la misma hora por un tiempo de 21 o 24 días. Una vez concluido este tiempo, se debe esperar durante 4 o 7 días continuos para iniciar el ciclo nuevamente. Algunos preparados aportan pastillas de placebo (sin medicación) para esos 4 o 7 días, de tal manera que la mujer no ha de interrumpir la toma de las pastillas.

Métodos anticonceptivos orales en pauta extendida

Para hablar de métodos anticonceptivos orales en pauta extendida, es importante saber que esto se refiere al uso prolongado del método. En este sentido, se puede tomar como ejemplo la píldora de 3 meses, en la que se toma la pastilla por un lapso de 84 días continuos a la misma hora o la pastilla de 1 año, la cual se debe tomar todos los días a la misma hora por un año. Estas pautas tienen la ventaja de que la mujer tiene muchas menos menstruaciones de las habituales.

Los métodos anticonceptivos orales pueden ser empleados hasta que la persona lo desee, sin embargo, es posible que existan afectaciones tales como tromboembolismo venoso, dolor de cabeza, sangrado fuera del periodo menstrual, etc.

Métodos anticonceptivos por otras vías

Se trata de la misma composición que los anticonceptivos orales pero se administran por vía transvaginal (en forma de aro) o por vía transcutánea (en forma de parche). La principal diferencia médica con la vía oral es que con estas vías la administración del fármaco es continua lo que puede hacerla preferible en algunos casos.

Implantes subcutáneos

Los implantes subcutáneos responden a un tipo de método anticonceptivo femenino que sólo previene un posible embarazo no deseado, sin embargo, este método no protege en cuanto a enfermedades de transmisión sexual se refiere. El implante, posee el tamaño de un fósforo y su pequeño tamaño hace posible que sea colocado en el antebrazo.

Posee un porcentaje de seguridad de 99% y debe ser insertado y retirado por un médico. El proceso de colocación es bastante sencillo por lo cual sólo demora un minuto en promedio para que el médico pueda instalarlo.

Los implantes subcutáneos deben ser colocados durante los 7 días iniciales de la menstruación. El tiempo de vencimiento de dicho método anticonceptivo dependerá de la empresa o marca a la que pertenezca, por ejemplo, en el mercado ya existe algunos de larga duración que pueden ser usados hasta por 5 años.

DIU Dispositivo Intrauterino

El DIU es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces en cuanto a la prevención del embarazo. Este dispositivo, es una pieza plástica que posee forma de “T”. Los dispositivos Intrauterinos se dividen en dos tipos: el DIU de cobre y el DIU hormonal. Este método anticonceptivo no funciona como protector ante enfermedades de transmisión sexual y debe ser aplicado exclusivamente por un médico.

DIU de cobre

También llamado “T” de cobre, se encuentra elaborado de un material plástico recubierto de alambre de cobre, esto evita que los espermatozoides puedan fecundar el óvulo. Esto se coloca en la matriz, por medio de un tubo diseñado especialmente para ello.

DIU hormonal

El DIU hormonal es un método anticonceptivo de larga duración, está diseñado con material plástico recubierto por un depósito de hormonas (levonorgestrel). Gracias a estas, se reduce la cantidad de sangrado y el dolor durante la menstruación.

En el mercado se encuentran DIUs hormonales con dos dosis diferentes de hormonas lo que hace que puedan estar indicados para prácticamente cualquier mujer. Por otra parte, este tipo de DIUs también ofrecen protección del endometrio en mujeres que ya se encuentran en etapa de menopausia y realizan terapia hormonal sustitutiva.

Métodos quirúrgicos

Ligadura de trompas

La ligadura de trompas, consiste en el proceso de esterilización femenino en el cual se procede a cerrar o extirpar las trompas de Falopio. Este tipo de método se aplica mediante una cirugía mínimamente invasiva y el mismo es irreversible.

Vasectomía

La vasectomía es un proceso quirúrgico en el cual se cierran o extirpan los conductos sexuales masculinos para llevar a cabo la esterilización. Una vez realizada, el hombre ya no podrá fecundar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search
PEDIR CITA