Endometriosis: qué, cómo, cuándo y por qué

¿Qué es concretamente la endometriosis? ¿Cuáles son sus síntomas y sus consecuencias? ¿Hasta qué punto es fundamental un diagnóstico temprano? ¿Es compatible el embarazo con la endometriosis? ¿Qué puede hacer la paciente para sentirse mejor y ganar en calidad de vida?

La endometriosis es una enfermedad crónica que afecta a mujeres jóvenes en edad reproductiva: desde que les viene el periodo hasta que se les va, desde los 10-15 años hasta los 35-50, aunque un pequeño porcentaje de casos mantienen los síntomas durante la menopausia.

Es una enfermedad que produce mucho dolor durante la regla y la ovulación, dolor pélvico a menudo continuado y molestias en las relaciones sexuales. Estas molestias físicas son muchas veces intolerables, impiden hacer vida normal y, en algunas ocasiones, dificultan el embarazo o directamente lo impiden.

El endometrio se implanta, por motivos que no se saben a ciencia cierta, fuera de su lugar habitual, y por eso recibe el nombre de endometrio «ectópico»”

En la endometriosis, el endometrio se implanta, por motivos que no se saben a ciencia cierta, fuera de su lugar habitual, y por eso recibe el nombre de endometrio «ectópico» (fuera de su sitio).

Desde ese lugar, se prepara cada mes para un posible embarazo y responde igual a las hormonas del ovario. Como el endometrio no está en su sitio, la regla no tiene salida y, por tanto, se queda en el interior del cuerpo. Estos restos de menstruación son los responsables del dolor que presentan las mujeres con endometriosis. Además, este fluido de consistencia pegajosa produce adherencias, es decir, que órganos como los intestinos o los ovarios se quedan pegados entre sí, lo que contribuye al dolor y a la infertilidad.

Tras alcanzar ese lugar ectópico, para que el endometrio pueda crecer deben darse ciertos cambios. El sistema inmunitario se encarga de defender el organismo de agentes externos y de enfermedades, para garantizar nuestra supervivencia. Lo mismo ocurre cuando una mujer tiene la regla y las células del endometrio alcanzan la cavidad de la pelvis: el sistema inmunitario destruye las células endometriales que están fuera del lugar que les corresponde.

Se estima que la endometriosis afecta en España a dos millones de mujeres, y una cuarta parte de estas, es decir, medio millón, sufre la forma más grave de la enfermedad”.

Pero en algunas mujeres esas células que alcanzan la pelvis no se destruyen. La ciencia no tiene una respuesta definitiva, pero podría ser porque su sistema inmunitario no funciona correctamente o porque las células del endometrio son anormales o resistentes a la acción del sistema inmunitario.

Se estima que la endometriosis afecta aproximadamente al 10% de la población femenina mundial en edad fértil. En España supone dos millones de mujeres afectadas, y una cuarta parte de estas, es decir, medio millón, sufre la forma más grave de la enfermedad.

A pesar de las cifras, una mujer con endometriosis suele tardar una media de ocho años en obtener diagnóstico. Eso no quiere decir que durante ese tiempo no haya buscado ayuda. Es probable que haya consultado a varios ginecólogos hasta conseguir que alguno le haya dado el diagnóstico de endometriosis. Mientras tanto, a muchas de estas mujeres se las acusa de padecer enfermedades psicosomáticas, de sufrir depresión o de aguantar poco el dolor.

Puede ser realmente frustrante que los propios médicos te digan que no tienes nada, que no ven nada anormal: Ya va siendo hora de dejar claro que la regla no debería doler”

Puede ser realmente frustrante sentir un dolor tan intenso que te incapacite para llevar una vida tranquila y que los propios médicos te digan que no tienes nada, que no ven nada anormal. Ya va siendo hora de dejar claro que la regla no debería doler. Una cosa es tener molestias abdominales durante la regla o los días de ovulación, pero en ningún caso debemos aceptar que el dolor de regla invalidante sea normal.

Si tus reglas son dolorosas y te impiden seguir tu rutina diaria, ir a trabajar o a la escuela; si cada vez que mantienes relaciones sexuales con tu pareja sientes dolores intensos; si cuando tienes un orgasmo te duele al momento o al día siguiente, busca ayuda médica, porque lo más probable es que tengas endometriosis.

Con el conocimiento adecuado, la mujer está en disposición de ser protagonista de la toma de decisiones, puede cuidarse en el día a día y reclamar la atención indispensable de los profesionales que pueden ayudarla a tener mejor calidad de vida.Extracto de Endometriosis, la guía para entender qué es y cómo cuidarte, la primera guía que trata la endometriosis de forma integral.

Dr. Francisco Carmona

Ilustariones: Lyona

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

Disminuye la edad de inicio de las relaciones sexuales y se incrementan las infecciones de transmisión sexual como gonococo, clamidia y sífilis entre los jóvenes españoles de entre 15 a 19 años
Un nuevo estudio clínico analiza si la masturbación regular tiene efectos positivos sobre las molestias y los dolores menstruales.
Los antagonistas orales de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) son efectivos para reducir en 12 semanas el dolor asociado con la endometriosis, según un nuevo estudio publicado en la revista científica Archives of Gynecology and Obstetrics.
Estudios recientes a gran escala muestran comorbilidad (presencia de ambas enfermedades al mismo tiempo) en mujeres que padecen endometriosis o miomas uterinos, y sugieren que debe tenerse en cuenta tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de los fibromas y/o la endometriosis.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00