Dra. Maddalena Santirocco

El lado más personal de la Dra. Maddalena Santirocco

La Doctora Maddalena Santirocco, miembro del equipo médico de Women’s CD, es licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Ginecología y Obstetricia, y experta en Ecografía Obstétrica, Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal.

Nosotros, las ginecólogas y ginecólogos, no juzgamos la vida de las pacientes: jugamos en su equipo y trabajamos con ellas y para ellas”

Doctora Santirocco, ¿usted nació en…?

En el extremo norte de Italia, en un pequeño pueblo, muy cerca de un lago maravilloso, el Lago Maggiore, un lago glaciar al pie de los Alpes.

Y su vocación por la medicina, ¿cómo nació?

En mi familia todos son psicólogos: mi padre, mi madre, mi hermana… yo soy la única que estudió medicina.

¿A qué se debe esa “rareza”?

De pequeña, lo que yo quería era estudiar algo en lo que el ser humano ocupara una posición central, como antropología o medicina.

¿Y luego?

Antes de tener claro que deseaba ser médico, ayudar a la gente y prestar servicio a las personas, tenía muchísima curiosidad por entender cómo funcionaba el cuerpo humano. Y luego, con los años, sí tuve muy claro que quería ser médico, que no deseaba hacer otra cosa, que realmente ese trabajo debía ser para mí.

Y ahora, ¿sigue convencida?

La Doctora Maddalena Santirocco, miembro del equipo médico de Women’s CD, es licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en Ginecología y Obstetricia, y experta en Ecografía Obstétrica, Diagnóstico Prenatal y Medicina Fetal.

Nosotros, las ginecólogas y ginecólogos, no juzgamos la vida de las pacientes: jugamos en su equipo y trabajamos con ellas y para ellas”

Doctora Santirocco, ¿usted nació en…?

En el extremo norte de Italia, en un pequeño pueblo, muy cerca de un lago maravilloso, el Lago Maggiore, un lago glaciar al pie de los Alpes.

Y su vocación por la medicina, ¿cómo nació?

En mi familia todos son psicólogos: mi padre, mi madre, mi hermana… yo soy la única que estudió medicina.

¿A qué se debe esa “rareza”?

De pequeña, lo que yo quería era estudiar algo en lo que el ser humano ocupara una posición central, como antropología o medicina.

¿Y luego?

Antes de tener claro que deseaba ser médico, ayudar a la gente y prestar servicio a las personas, tenía muchísima curiosidad por entender cómo funcionaba el cuerpo humano. Y luego, con los años, sí tuve muy claro que quería ser médico, que no deseaba hacer otra cosa, que realmente ese trabajo debía ser para mí.

Y ahora, ¿sigue convencida?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y cómo carga las pilas, doctora?

Con un buen libro (me encantan los que hablan del mar) como, por ejemplo, La verdadera historia del pirata Long John Silver, del autor sueco Björn Larsson, o pasando unos días en mi pueblo natal o, por supuesto, pasando todo un día tranquilo junto al mar con mi marido y mis hijos.

Madre de un niño y una niña: ¿serán psicólogos o médicos?

Como cualquier mamá, lo que quiero es que sean felices. Me da igual si estudian medicina, una ingeniería o si son surferos. Eso sí, tengo muy claro que quiero que mi hijo sea un hombre respetuoso con las mujeres: con su pareja, con sus hijas… Y que mi hija crezca libre, que no permita que nadie le ponga límites o le diga lo qué debe hacer.

No pienso en las pacientes como pacientes, sino como si fueran parte de mi familia”

Como ginecóloga, ¿cómo se describiría a sí misma?

No pienso en las pacientes como pacientes, sino como si fueran parte de mi familia: mi madre o mis tías o mis hermanas, depende de la edad. Siempre me pongo en su piel y pienso en cómo viviría yo lo que están viviendo ellas. Por eso, el trato que tengo con muchas de mis pacientes es muy cercano, de mucha complicidad.

¿Siempre ha sido así?

Sí, y desde que soy madre, aun más. Ahora, casi sin hablar, a menudo basta con que nos miremos a la cara y ya nos entendemos.

¿Qué es lo que más le entusiasma de su profesión?

Por un lado, el hecho de que todavía aun tenemos mucho por descubrir de la vida de los bebés en el útero materno. Por otro lado, me fascinan los maravillosos avances médicos que se han producido en los últimos años y que nos permiten curar a bebés con medicina y cirugía fetal cuando aún permanecen dentro del útero.

Menciónenos un avance en este campo

La cirugía intrauterina para la corrección de espina bífida fetal, con una técnica muy avanzada que minimiza riesgos, en la que son pioneros en el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, donde yo tuve la oportunidad de trabajar y formarme en la Unidad de Medicina Fetal.

Y usted, ¿cómo se ve en un futuro, doctora Santirocco?

Espero verme como ahora, aprendiendo cada día, capaz de atender a mis pacientes con cariño y sintiendo la misma magia  y la misma ilusión.

¿Y en cuanto a Women’s?

Women’s es un centro ginecológico especial. En nuestro equipo tenemos a algunos de los mejores profesionales que hay en el mundo en diferentes patologías y situaciones ginecológicas, y, sin embargo, aun siendo los mejores, tienen una gran humildad y mantienen con las pacientes un trato muy próximo, muy cálido y humano.

Si estuviera en su mano, ¿qué consejo le daría a sus pacientes?

Les diría que piensen primero en sí mismas y en su salud, sin depender de lo que quiera imponerles la sociedad. Que no escuchen a quienes les digan si deben tener o no tener hijos. Que sean libres, porque somos libres, ya somos libres, y ser mujer no debe recortar libertades y posibilidades.

¿Le gustaría añadir algo más?

Sí, soy mujer, trabajo con mujeres, en un ámbito muy especifico de la ginecología, el diagnóstico prenatal. Y quiero transmitir que nosotros, los médicos, las ginecólogas y ginecólogos, no juzgamos la vida de las pacientes: jugamos en su equipo y trabajamos con ellas y para ellas.

¿Y cómo carga las pilas, doctora?

Con un buen libro (me encantan los que hablan del mar) como, por ejemplo, La verdadera historia del pirata Long John Silver, del autor sueco Björn Larsson, o pasando unos días en mi pueblo natal o, por supuesto, pasando todo un día tranquilo junto al mar con mi marido y mis hijos.

Madre de un niño y una niña: ¿serán psicólogos o médicos?

Como cualquier mamá, lo que quiero es que sean felices. Me da igual si estudian medicina, una ingeniería o si son surferos. Eso sí, tengo muy claro que quiero que mi hijo sea un hombre respetuoso con las mujeres: con su pareja, con sus hijas… Y que mi hija crezca libre, que no permita que nadie le ponga límites o le diga lo qué debe hacer.

No pienso en las pacientes como pacientes, sino como si fueran parte de mi familia”

Como ginecóloga, ¿cómo se describiría a sí misma?

No pienso en las pacientes como pacientes, sino como si fueran parte de mi familia: mi madre o mis tías o mis hermanas, depende de la edad. Siempre me pongo en su piel y pienso en cómo viviría yo lo que están viviendo ellas. Por eso, el trato que tengo con muchas de mis pacientes es muy cercano, de mucha complicidad.

¿Siempre ha sido así?

Sí, y desde que soy madre, aun más. Ahora, casi sin hablar, a menudo basta con que nos miremos a la cara y ya nos entendemos.

¿Qué es lo que más le entusiasma de su profesión?

Por un lado, el hecho de que todavía aun tenemos mucho por descubrir de la vida de los bebés en el útero materno. Por otro lado, me fascinan los maravillosos avances médicos que se han producido en los últimos años y que nos permiten curar a bebés con medicina y cirugía fetal cuando aún permanecen dentro del útero.

Menciónenos un avance en este campo

La cirugía intrauterina para la corrección de espina bífida fetal, con una técnica muy avanzada que minimiza riesgos, en la que son pioneros en el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, donde yo tuve la oportunidad de trabajar y formarme en la Unidad de Medicina Fetal.

Y usted, ¿cómo se ve en un futuro, doctora Santirocco?

Espero verme como ahora, aprendiendo cada día, capaz de atender a mis pacientes con cariño y sintiendo la misma magia  y la misma ilusión.

¿Y en cuanto a Women’s?

Women’s es un centro ginecológico especial. En nuestro equipo tenemos a algunos de los mejores profesionales que hay en el mundo en diferentes patologías y situaciones ginecológicas, y, sin embargo, aun siendo los mejores, tienen una gran humildad y mantienen con las pacientes un trato muy próximo, muy cálido y humano.

Si estuviera en su mano, ¿qué consejo le daría a sus pacientes?

Les diría que piensen primero en sí mismas y en su salud, sin depender de lo que quiera imponerles la sociedad. Que no escuchen a quienes les digan si deben tener o no tener hijos. Que sean libres, porque somos libres, ya somos libres, y ser mujer no debe recortar libertades y posibilidades.

¿Le gustaría añadir algo más?

Sí, soy mujer, trabajo con mujeres, en un ámbito muy especifico de la ginecología, el diagnóstico prenatal. Y quiero transmitir que nosotros, los médicos, las ginecólogas y ginecólogos, no juzgamos la vida de las pacientes: jugamos en su equipo y trabajamos con ellas y para ellas.

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

Un equipo de investigadores del Hospital Kaplan y la Universidad Hebrea de Jerusalén ha identificado un método para mejorar el éxito de la Fecundación in Vitro (FIV) en una revisión sistemática de ensayos clínicos de alta calidad.
En el Día Mundial de la Fertilidad 2020 el Dr. Francisco Carmona anuncia importantes novedades para las mujeres que se visitan en Women’s.
El 12 de diciembre se celebra la 5ª edición de la Carrera Barcelona en Marcha contra el Cáncer, organizada por la Asociación Contra el Cáncer.
Una investigación en la que han colaborado universidades de España, Japón, Gran Bretaña y Dinamarca consigue desarrollar anticuerpos que reconocen células tumorales humanas, clave para avanzar en la creación de una vacuna contra el cáncer.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00