¿Qué pasa cuando una mujer se hace la histerectomía?

La histerectomía es una de las cirugías ginecológicas más frecuentes. Consiste en la extracción del útero, el órgano muscular hueco ubicado en la pelvis entre la vejiga y el recto, que es donde crece el bebé durante el embarazo. 

Con las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas en las que en Women’s somos especialistas, las posibilidades de complicaciones postoperatorias en una histerectomía son muy bajas.

La extirpación del útero puede ser la opción más adecuada si sufres miomas uterinos, prolapso uterino, endometriosis o adenomiosis grave, sangrado uterino anormal, cáncer de endometrio, de cuello uterino o de ovario o enfermedad inflamatoria pélvica severa.

Es muy importante tener en cuenta que después de una histerectomía, ya no tendrás períodos menstruales y no podrás quedarte embarazada.

Si deseas más información o una segunda opinión, pide cita y en Women’s aclararemos tus dudas y te brindaremos una atención médica integral y personalizada, acorde con tus circunstancias personales y tus prioridades.

¿Qué es la histerectomía?

La histerectomía es una intervención quirúrgica segura y eficaz que consiste en la extirpación del útero. El útero o matriz es el órgano donde después de la fecundación se implanta el embrión, crece y se desarrolla el feto.

La histerectomía puede ser subtotal (si se extirpa la parte superior del útero y se deja el cuello uterino), total (si se extirpa todo el útero) o radical (si se extirpa todo el útero, incluido el cuello uterino, parte de la vagina y parte de los tejidos que se encuentran a los lados del cuello uterino).

¿Cuándo debería valorar hacerme una histerectomía?

La decisión de someterte a una histerectomía depende de varios factores, incluyendo tu situación médica personal, tu edad, la severidad de los síntomas y las opciones de tratamiento disponibles. 

Deberías valorar hacerte una histerectomía en las siguientes situaciones:

  • Si sufres miomas uterinos, adenomiosis, endometriosis, cáncer de útero, cáncer de endometrio, cáncer de cuello uterino o de ovario podría ser recomendable una histerectomía como parte del tratamiento.
  • Sangrado uterino anormal: Si experimentas sangrado uterino anormal que no responde a otros tratamientos y afecta significativamente tu calidad de vida.
  • Dolor pélvico crónico: Si sufres de dolor pélvico crónico o dolor relacionado con condiciones uterinas como la endometriosis, la adenomiosis, los miomas y otros tratamientos no han sido efectivos, la histerectomía podría ser una alternativa.
  • Prolapso uterino: En casos de prolapso uterino severo, cuando el útero se desplaza fuera de su posición normal en la pelvis.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica severa: La cirugía se indica sólo en casos persistentes que no responden a un tratamiento adecuado con antibióticos.
  • Riesgo de cáncer: En situaciones en las que hay un alto riesgo de cáncer de útero debido a antecedentes familiares o mutaciones genéticas, una histerectomía puede ser una opción preventiva.

Si estás considerando someterte a una histerectomía, en Women’s evaluaremos tu situación médica, hablaremos de los beneficios y los riesgos de la cirugía, y te proporcionaremos información completa y precisa para que puedas tomar la mejor decisión para tu salud, tu bienestar y tu futuro.

Riesgos y dolores tras la histerectomía

Los riesgos asociados a la histerectomía realizada con técnicas mínimamente invasivas son bajos, pero la histerectomía es una cirugía mayor y, como cualquier procedimiento quirúrgico, conlleva ciertos riesgos potenciales. 

Riesgos

Los riesgos pueden variar según el tipo de histerectomía, la técnica quirúrgica utilizada, tu salud general y otros factores individuales. 

Algunos de los riesgos asociados con la histerectomía podrían ser los siguientes:

  • Reacciones a la anestesia.
  • Pérdida de sangre durante la cirugía.
  • Infecciónen el área de la incisión quirúrgica o en los tejidos internos. 
  • Dificultades temporales en la micción o la evacuación intestinal después de la cirugía.
  • Lesión de órganos vecinos, como los intestinos, la vejiga o los uréteres.
  • Formación de coágulos sanguíneos.

Dolores tras la histerectomía

Es posible sentir dolor después de una histerectomía. La intensidad y duración del dolor puede variar según el tipo de histerectomía, la técnica quirúrgica utilizada, tu salud general y  otros factores individuales. 

  • Dolor quirúrgico: Después de la cirugía, es posible que experimentes dolor en el área donde se ha realizado la incisión. El dolor puede ser más intenso en las primeras horas o días después de la cirugía y tenderá a disminuir a medida que tu recuperación avanza.
  • Dolor abdominal: La histerectomía implica la manipulación de tejidos y órganos abdominales, lo que puede causar molestias abdominales y sensación de hinchazón.
  • Dolor pélvico: Dado que la cirugía involucra el útero y las áreas circundantes, también es posible que experimentes dolor pélvico después de la histerectomía.
  • Dolor referido: Después de la cirugía,el dolor puede irradiar a otras áreas del cuerpo.

Para controlar el dolor de manera efectiva, es importante que sigas las indicaciones de tu médico y tomes los analgésicos que te haya prescrito. 

Además de los analgésicos, un descanso adecuado, relajación, aplicación de calor o frío en la zona afectada y movimiento suave y gradual pueden ayudarte a aliviar el dolor.

Si el dolor es intenso, prolongado o va acompañado de otros síntomas, es fundamental que  consultes a tu especialista y recibas la orientación y la atención más adecuada.

¿Cuánto tiempo tardo en recuperarme de una histerectomía?

El tiempo de recuperación postoperatoria de una histerectomía puede ser más o menos breve, según sea el tipo de histerectomía y la causa que haya motivado la intervención quirúrgica.

  • Histerectomía laparoscópica

La histerectomía laparoscópica es cirugía mínimamente invasiva que nos permite llevar a cabo la intervención y extirpar el útero practicando incisiones milimétricas en el abdomen.

La histerectomía de Puerto Único o Single Port es cirugía laparoscópica mínimamente invasiva que realizamos a través de una única y diminuta incisión en el abdomen. 

Puede ser necesario de 1 a 3 días de estancia hospitalaria y un periodo de recuperación postoperatoria de 2 a 4 semanas.

  • Histerectomía vaginal

En la histerectomía vaginal realizamos la intervención y extirpamos el útero a través de un corte en la parte interior de la vagina.

Puede ser necesario de 1 a 3 días de estancia hospitalaria y un periodo de recuperación postoperatoria de 2 a 4 semanas.

  • Histerectomía abdominal

En la histerectomía por vía abdominal llevamos a cabo la intervención y extirpamos el útero a través de una incisión o corte en la parte inferior del abdomen.

Puede ser necesario hasta 5 días de estancia hospitalaria y un periodo de recuperación postoperatoria de 4 a 8 semanas.

Síntomas Histerectomía

Tras la histerectomía, una vez dispongas del alta hospitalaria, consulta a tu ginecólogo y pide cita si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Si tienes fiebre igual o superior a 38° C.
  • Si la herida sangra.
  • Si el dolor persiste.
  • Si tienes dificultades o dolor al orinar.
  • Si el flujo vaginal es muy abundante o con mal olor.
  • Si sientes molestias o dolor en las piernas.

¿Qué no se debe hacer después de una histerectomía?

Después de la histerectomía, es importante que sigas las indicaciones y recomendaciones personalizadas  de tu ginecólogo.

Para favorecer tu recuperación y minimizar el riesgo de complicaciones, debes evitar:

  • Consumir tabaco o alcohol: Evita fumar y consumir alcohol durante el período de recuperación. Fumar y consumir alcohol pueden interferir en la cicatrización y aumentar el riesgo de complicaciones
  • Realizar actividad física intensa y esfuerzos excesivos: No lleves a cabo actividades físicas intensas durante el período de recuperación inicial. Evita esfuerzos excesivos, movimientos bruscos o el levantamiento de objetos pesados.
  • Tomar baños de inmersión: Evita los baños de inmersión en bañeras o piscinas hasta que te lo indique tu médico.
  • Mantener relaciones sexuales con penetración: Evita las relaciones sexuales con penetración después de la cirugía, hasta que tu médico te lo indique.
  • Conducir vehículos: No conduzcas hasta que tu médico te lo permita, generalmente después de que hayas recuperado la fuerza y te sientas cómoda para hacerlo.
  • Cambiar tu plan de medicación: No modifiques tu plan de medicación sin consultar a tu médico. 

Es muy importante que te mantengas atenta a cualquier posible signo de complicaciones, como fiebre persistente, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción inusual en la incisión. 

Si experimentas alguno de estos síntomas, no dudes en comunicárselo de inmediato a tu médico.

¿Por qué hacerse una histerectomía en Women’s?

En Women’s, somos especialistas en medicina para la mujer. Atendemos desde Barcelona a mujeres de toda España y de otros países que precisan una histerectomía por una u otra circunstancia médica.

Contamos con un amplio equipo multidisciplinar de profesionales con gran experiencia que nos permite ofrecerte un diagnóstico preciso y una solución eficaz, integral y personalizada, acorde con tus circunstancias y necesidades. 

En Women’s, tu salud y tu bienestar son nuestra prioridad. 

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

Las mujeres de entre 40 y 60 años con un peso normal o con sobrepeso deben recibir asesoramiento individualizado con regularidad para limitar el aumento de peso y prevenir la obesidad y los riesgos para la salud asociados, afirma una nueva guía de práctica clínica.
Las tasas de hipertensión durante el embarazo están aumentando a nivel mundial. Las últimas estadísticas indican que la hipertensión durante el embarazo es la segunda causa principal de muerte materna en todo el mundo.
Las mujeres deben empezar a visitar regularmente al ginecólogo cuando empiezan a ser activas sexualmente. Sin embargo, en niñas y adolescentes hay ciertas situaciones en las que es necesaria la atención ginecológica.
La leche materna es un alimento perfecto para el recién nacido. Contiene todos los nutrientes necesarios, se digiere con facilidad, estimula el desarrollo del sistema inmunológico, previene la obesidad…, pero, si amamantas a tu bebé, ¿puedes beber y comer de todo?

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00