Tipos de hemorragias ginecológicas

Las hemorragias ginecológicas son un síntoma recurrente que puede afectar a mujeres de todas las edades, siendo una de los principales motivos de consulta en las visitas al ginecólogo. Por eso, es fundamental comprender qué tipos de hemorragias existen y sus causas, así como los métodos de diagnóstico y tratamiento disponibles.

Introducción a las hemorragias ginecológicas

Durante tu ciclo menstrual, es normal experimentar un sangrado uterino cada 25 a 35 días, sin que sea excesivo. Por lo general, este sangrado dura entre 2 y 7 días. Sin embargo, a veces pueden surgir situaciones en las que el sangrado es más prolongado de lo habitual, más abundante, irregular o incluso aparecer sin motivo aparente. A estos episodios los llamamos «hemorragias uterinas anormales».

Definición y causas comunes de hemorragias ginecológicas

Las hemorragias ginecológicas se refieren a cualquier sangrado vaginal que no sigue el patrón normal del ciclo menstrual. Puede ocurrir en diferentes momentos del ciclo, como entre períodos, durante la menstruación, después de mantener relaciones sexuales o incluso después de la menopausia.

Las causas de las hemorragias ginecológicas pueden ser:

  • Pólipos: crecimientos benignos en el revestimiento del útero o el cuello uterino.
  • Adenomiosis: crecimiento del tejido endometrial dentro de la pared muscular del útero.
  • Miomas uterinos: tumores benignos que crecen en el útero
  • Malignidad: cáncer de útero o cuello uterino.
  • Coagulopatía: trastornos de la coagulación sanguínea.
  • Endometrio: afecciones del revestimiento del útero, como la endometritis.
  • Iatrogénico: efectos secundarios de medicamentos o dispositivos intrauterinos (DIU).
  • Ovulatorio: trastornos de la ovulación, como el síndrome del ovario poliquístico (SOP).
  • No clasificado: causas desconocidas o idiopáticas.

Es importante recordar que, si estás embarazada y sangras, debes acudir a tu médico de forma inmediata.

Importancia de reconocer los diferentes tipos de hemorragias

Es esencial reconocer y entender los diferentes tipos de hemorragias ginecológicas para poder abordarlas adecuadamente. Cada tipo puede requerir un enfoque de diagnóstico y tratamiento específico para garantizar la mejor atención médica posible. Es importante que, si experimentas algún tipo de sangrado que consideres anormal, pidas cita para que podamos evaluar tu caso.

Tipos principales de hemorragias ginecológicas

A continuación, te presentamos diferentes tipos de hemorragias y los síntomas asociados a cada uno de ellos:

Hemorragia menstrual anormal: causas y síntomas

Se refiere a un sangrado menstrual que es irregular, abundante o prolongado (más de 7 días). Puede estar relacionado con desequilibrios hormonales, problemas de coagulación o afecciones uterinas como miomas o pólipos. Los síntomas incluyen sangrado excesivo durante la menstruación, presencia de coágulos sanguíneos, cambios en el ciclo menstrual y dolor pélvico.

Sangrado intermitente: indicadores y tratamiento

El sangrado intermitente ocurre entre períodos menstruales regulares. Puede ser causado por cambios hormonales, infecciones vaginales, lesiones en el tracto genital o por la presencia de dispositivos intrauterinos (DIU). Los síntomas comunes son manchado entre períodos menstruales, flujo vaginal anormal y sensación de dolor o molestias pélvicas.

Hemorragia posparto: prevención y manejo

Después del parto, algunas mujeres experimentan hemorragias que pueden ser normales, pero en algunos casos pueden indicar complicaciones como retención de placenta, laceraciones vaginales o cervicales, o atonía uterina. Este tipo de sangrado suele ir acompañado de coágulos sanguíneos, mareos y debilidad.

Hemorragia postmenopáusica: significado y acciones a tomar

El sangrado vaginal después de la menopausia es anormal y requiere evaluación médica inmediata, ya que puede ser un signo de condiciones graves como cáncer uterino o cervical.

Este tipo de sangrado puede ir acompañado de flujo vaginal anormal y dolor pélvico.

Es importante que, si experimentas cualquier tipo de hemorragia ginecológica que consideres anormal, pidas cita para que podamos evaluar tu caso y encontrar la causa. 

Métodos de diagnóstico para hemorragias ginecológicas

Dependiendo del tipo de sangrado, la edad y antecedentes médicos, se pueden plantear diferentes pruebas. 

Lo primero que haremos será realizar un examen médico completo. Esto nos ayudará a entender mejor tu situación y determinar si necesitamos realizar más pruebas para obtener respuestas claras. Entre los métodos de diagnóstico que consideraremos, existen:

Exámenes físicos y pruebas de laboratorio

  • Analítica de sangre: para evaluar tus niveles hormonales y otras funciones corporales. 
  • Examen pélvico.
  • Prueba de Papanicolaou: se extrae una muestra del tejido del cuello uterino para detectar cualquier anomalía. 

Imágenes diagnósticas en la evaluación de hemorragias

Estas pruebas nos brindan una visión detallada de tu sistema reproductivo, ayudándonos a identificar la causa subyacente del sangrado y a desarrollar un plan de tratamiento personalizado. Entre los diferentes tipos de pruebas por imágenes existen:

  • Ecografía: esta técnica utiliza ondas de sonido para crear imágenes del útero, los ovarios y otras estructuras ginecológicas. Es útil para detectar anomalías como fibromas uterinos, pólipos endometriales o quistes ováricos.
  • Resonancia Magnética (RM): la RM proporciona imágenes detalladas de los tejidos blandos del área pélvica, lo que permite una evaluación más precisa de las estructuras internas. Es especialmente útil para detectar tumores, malformaciones uterinas o lesiones en los tejidos blandos.
  • Tomografía Computarizada (TC): la TC utiliza rayos X para crear imágenes transversales detalladas del útero y los órganos circundantes. Puede ser útil para evaluar la extensión de tumores u otras anomalías estructurales.
  • Histeroscopia: esta técnica implica la inserción de un dispositivo delgado y flexible llamado histeroscopio a través del canal vaginal hasta el útero. Permite una visualización directa del interior del útero y la identificación de pólipos, fibromas u otras anomalías.
  • Biopsia: a veces, se puede realizar una biopsia durante una histeroscopia para obtener muestras de tejido que luego se analizan en el laboratorio en busca de anomalías celulares o cáncer.

Tratamientos disponibles para las hemorragias ginecológicas

Una vez que hemos identificado la causa del sangrado y considerando tu historial médico y situación personal, se pueden llevar a cabo diferentes tratamientos: 

Opciones médicas y quirúrgicas para el manejo de hemorragias

  1. Opciones médicas:
  • Medicamentos hormonales: como anticonceptivos orales, progestágenos o agonistas de la GnRH, que pueden regular tu ciclo menstrual.
  • Terapia con hierro: Para tratar la anemia causada por el sangrado excesivo y ayudarte a recuperar tu energía.
  • Analgésicos: para aliviar cualquier dolor pélvico que puedas experimentar.
  1. Opciones quirúrgicas:
  • Polipectomía: consiste en la extirpación de los pólipos que podrían estar provocando el sangrado.
  • Miomectomía: elimina los miomas uterinos que pueden ser la causa del sangrado anormal.
  • Ablación endometrial: destruye el tejido del revestimiento uterino para reducir o detener el sangrado.
  • Histerectomía: en casos más graves, la extracción del útero puede ser una opción para detener el sangrado de manera definitiva.

Tratamientos innovadores y terapias hormonales

  • Laparoscopia: una técnica mínimamente invasiva para eliminar los quistes ováricos, los miomas uterinos o reparar el prolapso uterino que pueden ser la causa del sangrado anormal. 
  • Histerectomía robótica: es un tipo de cirugía laparoscópica asistida por robot y una opción mínimamente invasiva que ofrece una recuperación más rápida y menos molestias. 
  • Embolización de arterias uterinas: detiene el flujo sanguíneo a los fibromas, ayudando a reducir el sangrado.
  • Dispositivo intrauterino (DIU): libera progestágenos directamente en el útero, ofreciendo un control del sangrado menstrual.

La Importancia de la atención médica especializada de clínica Women’s

Las hemorragias ginecológicas pueden ser un indicador de problemas de salud subyacentes, pero con la atención adecuada, pueden abordarse de manera efectiva. En Women’s, te acompañamos en todas las etapas de la vida para cuidar tu salud ginecológica.

Dr. Francisco Carmona Herrera

Ginecología, Revisión Ginecológica, Oncología Ginecológica, Endometriosis

El Dr. Francisco Carmona, Director científico y de cirugía de Women’s, es especialista en Cirugía ginecológica mínimamente invasiva y experto en patología ginecológica benigna, endometriosis y alteraciones del suelo pélvico. Es Jefe del Servicio de Ginecología y Director de la Unidad de Endometriosis del Hospital Clínic de Barcelona, Profesor Titular de la Universidad de Barcelona, miembro de la Real Academia de Medicina de Cataluña y cofundador y actual presidente de la Society for Endometriosis and Uterine Disorders (SEUD) y de la Sociedad Española para el Estudio de los Miomas y la Endometriosis (SEEME).

Consulta con nuestros especialistas

Tipo de visita

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

La leche materna es un alimento perfecto para el recién nacido. Contiene todos los nutrientes necesarios, se digiere con facilidad, estimula el desarrollo del sistema inmunológico, previene la obesidad…, pero, si amamantas a tu bebé, ¿puedes beber y comer de todo?
La metrorragia es un síntoma recurrente que puede afectar a todas las mujeres, sobre todo a las que se encuentran en edad reproductiva, siendo uno de los principales motivos de consulta en las visitas al ginecólogo.
La vacunación contra el Virus del Papiloma Humano está reduciendo las tasas de cáncer de cuello uterino, pero según señalan recientes investigaciones, está aumentando la incidencia de tumores anales, rectales y orales vinculados con el VPH
La doctora Maddalena Santirocco y la doctora Laura Cortés, de Women’s, detallan las ventajas de realizar la ecografía de la semana 16.

PIDE CITA

Abordar la salud de forma integral y llevar un estilo de vida saludable te hará sentir mucho mejor.

Descubre cómo el Láser CO2 ginecológico puede ayudarte a mejorar tu bienestar íntimo.

HORARIO

L- J:
09:00 – 20:00 h.
V de 9:00 a 14;00